2017/06/12

VIAJE MISIONERO ALREDEDOR DEL MUNDO- XIII. 7-WUHU-CHINA: DESPEDIDA

 M. MARGARITA CON SU HERMANA LOLA, MONS. HUARTE
Y LA COMUNIDAD DE WUHU, CHINA, 1ª FUNDACIÓN MISIONERA.
ENERO 30 (miércoles).—Duermo poco ; en cada una de las despedidas de estas queridas misiones sufro mucho. A las cinco y media de la mañana oigo dos timbrazos de lo portería, y se me ocurre que, a lo mejor, vienen a buscarnos para ir al barco, a pesar de que ayer nos dijeron que no llegaría hasta la tarde.  (leer más abajo)


En efecto ; el P. Muguiro viene diciendo que acaba, de llegar un barco chino, y que para salir al momento nos dará la Sagrada Comunión, pues no hay tiempo para celebrar la Santa Misa. Comulgamos, y, sin tiempo para dar gracias a Nuestro Señor, abrazamos estrechamente a las hermanas: 
Echániz, María Icíar, Teresita y Encarnación Vicandi, que quedan en casa, y salimos con el P. Muguiro, y las HH. Auxilio y Josefina Bilbao. 

iQué pena tengo de las que quedan en casa y de haberlas despedido tan a la ligera! Es fácil que el Señor lo haya dispuesto para no darnos tiempo a reflexionar en la separación...

El embarcadero, estrecho y largo, con una buena alfombra de nieve helada y sin una mala barandilla, nos hace pensar en la alegre perspectiva de un baño matutino en el río Azul. Gracias a Dios llegamos a la lancha ; es una de las famosas barcas que tantas veces hemos contemplado con techo en forma de medio cañón. 

Bajamos a ella tanteando, y nos encontramos todos los viajeros sentados unos enfrente de otros en perfecta oscuridad comentando las cualidades del lazarillo de Lola, que es un chino casi ciego... Subimos al "Kiang-Wah", un bonito barco chino.

En este texto descubrimos el gran corazón de Margarita, el cariño que tiene a sus hermanas misioneras: "Duermo poco ; en cada una de las despedidas de estas queridas misiones sufro mucho". "iQué pena tengo de las que quedan en casa y de haberlas despedido tan a la ligera! Es fácil que el Señor lo haya dispuesto para no darnos tiempo a reflexionar en la separación...Amor y sufrimiento unidos, siguiendo a Jesús en su vida y misión.

Si quieres, escribe tu valoración 
un comentario...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.