2013/01/27

Mensaje de MM Maturana: MI VIDA 2



Margarita continúa a sus 33 años y 13 de vida religiosa la refexión sobre su vida en ese momento. Nos deja esta hermosa síntesis de realismo al paso de los años: sus ocupaciones, vocación, ocación...su fidelidad...y el regalo se la libertad de espíritu y confianza que le llenan de paz y felicidad.
La síntesis de los dos textos pueden ayudarnos a ver como va nuestra fe y vida espiritual...
pues nos dan los elementos que ella considera impoortantes para una vida cristiana...que llena de paz y felicidad.

2013/01/26

Mensaje de MM Maturana: MI VIDA



A los 13 años de vida religiosa, cuando Margarita tenía 32 años, hace una síntesis de su vida...Nos invita a hacer lo mismo, ¿Cómo va mi camino?

2013/01/06

Viaje misionero alrededor del Mundo: 5- EN LOS MARES DE CHINA





El "D'Artagnan" sale del puerto poco antes del anochecer. La población, iluminada fantásticamente, contempla nuestra marcha con sus centenares de focos encendidos como para decirnos adiós.
Sin que nadie dé importancia al aviso, corre un rumor de que la T. S. H. de Shanghai anuncia un tifón por los mares de la China... nunca hemos visto el mar más sosegado y tranquilo ; parece un lago apacible

El 12 continúa la misma calma bajo un cielo sereno y con temperatura envidiable. A media tarde disminuye el barco su marcha, para detenerla por completo al cabo de una hora. Los pasajeros no creen en la posibilidad del tifón, cuyos efectos conoceríamos en la agitación de las aguas y el bramido del viento; más bien temen un desperfecto en las máquinas, avería que los marineros y la oficialidad tratan de ocultar. Durante la noche hemos andado algunas millas, pocas, para la gran marcha de nuestro infatigable "D'Artagnan". 

Ya el 13, cambia por completo la decoración, y el mar, hasta entonces tranquilo, brama sordamente como si quisiera cerciorarnos de que la anunciada perturbación tropical se avecina. Las noticias del tifón son del todo concretas. Con un gran mapa en la mano, un señor ruso se encarga de señalar su punto de partida; salió de Manila y marcha delante de nosotros a una velocidad de dieciséis millas por hora. La estación de radio está en continua comunicación con Shanghai, y el barco sigue escrupulosamente las órdenes de la telegrafía. 

Por eso pasamos dos días enteros capeando el temporal: unas veces enfilando lentamente hacia la zona furiosa; retrocediendo otras hacia Hong-Kong en prudente retirada.
Toda la tripulación está sobre cubierta después de haber observado, con espanto, que quitan las lonas y bancos de los puentes y los amarran fuertemente unos a otros. i Qué desmantelado y ,triste queda el simpático puente, testigo de nuestras charlas y rezos en toda la travesía!

iQué grandioso es el mar cuando se muestra encolerizado ! El crepúsculo le presta un tinte del todo melancólico y sombrío, que se extiende al ánimo de los pocos pasajeros que viajan con nosotros. Una docena de chinos embarcados en el mismo Hong-Kong, se comunican a cada paso sus siniestras impresiones moviendo las cabezas en señal de recelo; andan de babor a estribor examinándolo todo, sin atrever-se a preguntar a nadie acerca de sus dudas y temores.
También una joven bellísima que embarcó en Marsella, y viaja sola muestra un terror fácil de comprender ante la perspectiva del naufragio. Nosotras estamos del todo tranquilas. 

Todo es paz y abandono en las manos del Padre. Yo no temo naufragar; siento seguridad de que son otros los planes de Dios, que quiere establecer su reinado por medio de nosotras.

 Cerca del anochecer cruzamos, en medio de la imponente tempestad, con un "Empress" que salió de Hong-Kong un día más tarde que nosotros, y debía llegar a Shanghai al mismo tiempo que el "D'Artagnan". Es un magnífico barco americano de tres chimeneas, que pasa a corta distancia en dirección a Shanghai en el preciso momento en que nuestro barco cambia de rumbo en dirección opuesta.
Las estaciones de radio de ambos buques dialogan entre sí; el "D'Artagnan" invita al "Empress a cambiar de rumbo; mas el valiente americano contesta que prefiere desafiar el tifón y seguir adelante... Horas más tarde, metido entre la maraña de huracanes y olas gigantescas, pierde uno de sus mástiles; aleccionado por la triste experiencia, sale con trabajo de la zona bélica, y camina junto a nosotros de espaldas al temporal.

La noche sigue furiosa: han atornillado las ventanas de los camarotes, y el mar, azota los cristales de una y otra banda... A pesar de todo las furias marinas, dormimos bien. En el momento en que terminada la Eucaristía salimos del comedor, un brusco vaivén del barco, una especie de convulsión volcánica arrastra largo trecho las pesadas sillas del comedor, que caen luego a tierra. Hay que agarrarse a las puertas, a las columnas, a todas partes, para mantener el equilibrio.

Se deja oír la sirena del barco, que parece un lamento humano. Logramos subir al puente y, contemplamos en silencio las convulsiones del mar. Hierven las aguas y se oye la ebullición de la espuma que corona las imponentes montañas de agua que se alzan gigantes y desaparecen en un momento. En este chocar de las olas, se abren simas profundas que amenazan tragarse al "D'Artagnan", pero él sigue impávido su curso, balanceándose jadeante.

Vemos el casco de un buque, víctima, sin duda, del temido tifón: remos de pescadores, restos de barcos que no han logrado salir victoriosos... Entretanto, sus aguas se tornan de azules y verdes en lodosas y amarillentas.

Al anochecer del 14 se calma la fiebre del temido mar de la China; se dibujan las orillas del Yang-tse perdidas la niebla.

Nuestro corazón palpita de gozo soñando en abrazar a las queridas hermanas de Wuhú, que allá, en el puerto de Shanghai, nos esperan y temen quizá por nosotras.

2013/01/04

Filo Hirota nueva coordinadora general de las MMB

La japonesa sustituye en el cargo a Amelia Kawaji 
Filo Hirota nueva coordinadora general de las MMB

Vídeo entrevista a Filo Hirota

Las Mercedarias Misioneras de Bérriz (MMB) clausurarán hoy el XV Capítulo General, con la eucaristía presidida por el obispo a las 12.00h. Más de treinta delegadas de los cinco continentes, se han reunido estos días para elegir el nuevo Gobierno General. Filo Hirota, sustituirá a Amelia Kawaji, la hermana que se encargó de la coordinación hasta su fallecimiento, el pasado mes de noviembre. 

Filo Hirota es la nueva coordinadora general de las Misioneras Mercedarias de Bérriz tras ser elegida para el cargo, junto a un equipo que apoyará su misión, por las representantes de las zonas en las que tienen presencia activa las religiosas.
La coordinadora regional, Lourdes Gorostola, apuntaba en la inauguración del Capítulo que además de la elección del Gobierno, el objetivo del encuentro era el de “compartir diversas realidades con las llamadas y desafíos que llegan de los diversos contextos”.
 
Perfil de la coordinadora
Filo Hirota es la persona encargada de las relaciones internacionales del Consejo Católico de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal del Japón. También es miembro de la junta directiva del Fondo de Mujeres por la Paz y los Derechos Humanos y participa en la red inter-congregacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC), grupo de trabajo encargado de las iniciativas de paz de diferentes congregaciones religiosas. Es miembro del comité ejecutivo de Pax Christi International. Con anterioridad, Sor Filo había sido presidente de la Conferencia de Superiores Mayores de Mujeres Religiosas del Japón quienes organizaron una acción de paz para el desarme nuclear en coordinación con la Conferencia sobre Liderazgo de Mujeres Religiosas de los Estados Unidos. Sor Filo ha sido también Secretaria Ejecutiva adjunta en la Oficina para el Desarrollo Humano de la Federación de la Conferencia de Obispos de Asia que tiene su sede en Manila. Filo Hirota ha trabajado en Bolivia, Nicaragua, Filipinas y México.

 

Inauguración del Museo de la beata Margarita

 Video que muestra la inauguración del Museo

 Las religiosas Mercedarias Misioneras de Berriz contarán, desde hoy, con un museo dedicado a la fundadora de la congregación, la beata Margarita María López de Maturana, "De Bérriz al Mundo". Ayer realizaron la primera visita guiada tanto las religiosas de la comunidad como algunas personas de la localidad. Hoy, habrá otra visita, a partir de las 16:30h. y posteriormente, a las 18h. se celebrará la eucaristía presidida por el obispo, mons. Mario Iceta.

 El nuevo Museo se ha formado a partir de los propios fondos del convento, tanto los de carácter artístico, fruto de casi cinco siglos de historia, como los documentales. En este apartado el director del Museo de Arte Sacro, Juan Manuel González Cembellín, destaca “los abundantes textos de la propia Margarita María, la amplia correspondencia con las misiones, fotografías, películas, objetos llegados de las misiones” y un largo etcétera que las propias religiosas han ido guardando a lo largo de los siglos.

Entre los diversos materiales recogidos se da muestra de la “gran capacidad que tuvo Margarita para movilizar a las religiosas de la época con el fin de que prosiguieran el camino que ella marcaba. De ese modo, “salvó muchas dificultades, incluso ante la curia romana, para impulsar su ideal misionero”, matiza Cembellín. 
La obra de la fundadora de las Mercedarias Misioneras de Berriz ha perdurado durante décadas y se ha extendido a lo largo del mundo. Las primeras misioneras salieron rumbo a China el año 1926 y la obra prosigue en los cinco continentes.
 
El embrión de la orden
Las Mercedarias Misioneras de Berriz nacieron en 1930, cuando la Beata Margarita María López de Maturana supo transformar un convento de clausura en un instituto misionero.
Su objetivo era, de acuerdo con el lenguaje de la época, “dar a conocer a Jesucristo y anunciar el Evangelio hasta los confines del mundo”. Pero ella buscaba con este objetivo “la defensa de la dignidad del ser humano, fuera cual fuera su origen, raza o religión”, matiza el director del Museo Diocesano y responsable de la exposición.
El objetivo del Museo, en palabras de las promotoras, además de dar a conocer la labor realizada por la beata y las misioneras, a lo largo de los siglos, se centra en “actuar como un revulsivo, especialmente para el público joven, que ayude a crear una conciencia social más participativa y solidaria”.