2012/04/25

La crisis económica y política viene determinada por la falta de evangelización de estos campos

Muchos gobiernos del mundo han suprimido la ayuda para los pobres en este momento de crisis económica, cuando ésta debería ser “la única cosa que no se debería tocar”: lo ha dicho el Presidente de Cáritas Internacional, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), en su intervención en la 41 Semana Social de la Iglesia, que se ha celebrado en Santander (España) del 19 al 21 de abril, sobre la nueva evangelización. 
Según la nota recibida en la Agencia Fides, el Cardenal Rodriguez Maradiaga ha afirmado que frente a los que opinan que “se ha perdido la fuerza del Evangelio” porque la Iglesia “se ha comprometido demasiado en lo social”, él cree lo contrario, es decir, que “no lo hemos hecho suficientemente”. 
El Presidente de Cáritas Internacional ha puesto como ejemplo la “falta de ética en la finanzas o en la política, que lleva a corrupciones en todos los ámbitos”, eso significa que “precisamente allí no ha llegado el Evangelio”. Por ello ha destacado que si encontramos hoy día crisis “muy fuertes” en la economía o en la política, quiere decir que “no nos hemos preocupado suficientemente de la evangelización de lo político y de los políticos, de lo económico y de los economistas”. “Me parece que es un buen desafío la nueva evangelización en esos campos”, ha añadido. 
El Cardenal ha concluido felicitando la acción ejemplar de Cáritas de España, que a pesar de la crisis, ha aumentado sus ayudas también este año. (CE) (Agencia Fides, 25/04/2012)

2012/04/07

No está aquí, ha resucitado.

 Al entrar al sepulcro, 
vieron un joven vestido con un hábito blanco, sentado a la derecha; y quedaron sorprendidas.  
Les dijo: No os espantéis. 
Buscáis a Jesús Nazareno, el crucificado. 
No está aquí, ha resucitado. 
Mirad el lugar donde lo habían puesto.  
Id ahora a decir a sus discípulos y a Pedro que irá delante de ellos a Galilea.
Allí lo verán, como les había dicho. 
Mc 16, 5-7
Esta es nuestra fe: 
¡ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA!
¡Este es el día en que actuó el Señor,
sea nuestra alegría y nuestro gozo!

2012/04/01

¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!


"Para la Iglesia naciente el “Domingo de Ramos” no era una cosa del pasado. Así como entonces el Señor entró en la Ciudad Santa a lomos del asno, así también la Iglesia lo veía llegar siempre nuevamente bajo la humilde apariencia del pan y del vino…
La iglesia lo saluda como el que ahora viene, el que ha hecho su entrada en ella. Y lo saluda al mismo tiempo como Aquel que sigue siendo el que ha de venir y nos prepara para su venida. Como peregrinos vamos hacia El; como peregrino, El sale a nuestro encuentro y nos incorpora a su “subida” hacia la cruz y la resurrección, hacia la Jerusalén definitiva que, en la comunión con su Cuerpo, ya se está desarrollando en medio de este mundo".
Benedicto XVI: “Jesús de Nazareth”, pag. 21-22