2016/07/23

EVENTO DE FACEBOOK EN LA FIESTA DE LA B. MARGARITA MATURANA


Queridos amigos:
Este es el Blog de COMUNIDAD MATURANA, donde tienes un lugar preferente.
Vienes desde la PAGINA, con el botón CONTACTAR.

Te preguntarás qué hay que hacer.
Te he invitado porque este BLOG es un complemento de la PAGINA, y tiene bastante información sobre la B. MARGARITA MARÍA, y sobre su obra que es la FAMILIA MMB.

Es un lugar que puedes visitar poco a poco.
La columna de la derecha indica los temas y entradas del BLOG, y más cosas...

Arriba hay un conjunto de pestañas que puedes abrir, para conocer otros secretos e incluso otras Webs...
Pues bien, EN UNA PESTAÑA, al final, se encuentra un espacio: EVENTO DE FACEBOOK.

HAY UN ENLACE  >>>>ABRELO   >>>>>ENCONTRARÁS UN BUEN REGALO

Espero que lo descargues con facilidad y que te guste.
Los archivos están escogidos para ti.

Un abrazo. Carmen

FIESTA DE LA B. MARGARITA M MATURANA




TRES DIAS EN UNA FIESTA
La M. Margarita celebró su Pascua a la Vida el 23 de Julio de 1934. Este día debería ser su Fiesta.
Resulta que ese día la Iglesia a Santa Brígida, Copatrona de Europa. Por eso fijó para el 24 su Fiesta litúrgica. El día siguiente, Santiago Apostol,  es su cumpleaños. Ese año hubiera cumplido 50 años.
Por lo cual la Familia MMB tiene tres días especiales para recordar, celebrar, orar, anunciar...las maravillas que Dios hizo en esta mujer, que en poco tiempo realizó una gran obra misionera.

En FACEBOOK hemos organizado un EVENTO, que comienza en su Página:
y continúa aquí en su Blog.

ENLACE DEL Evento de la FIESTA

2016/07/01

VIAJE MISIONERO ALREDEDOR DEL MUNDO- XIII. WUHÚ, CHINA


LLEGADA A WUHÚ, CHINA.  ENERO 1929. Escribe la M. Margarita M Maturana



Transcurren largas horas antes de la llegada a Wuhú. Se nos había dicho que desde Nanking la distancia es de tres horas, y echando esos cálculos, cerramos las maletas para las tres de la tarde y salimos al puente creyendo encontrarnos frente al deseado muelle de Wuhú ; pero, Nos dice el sobrecargo que no estaremos en él hasta las siete de la tarde. El frío nos obliga a volver a las cabinas, y en ellas esperaremos. Por fin, a las siete se nota ese movimiento peculiar de la tripulación cuando se acerca un puerto. iQué gritería en un gran pontón que queda frente a nuestro barco!
Salimos al puente y tropezamos con las hermanas Auxilio Urízar y Echániz, que aguardan nuestra llegada con el hermano Otaegui. Nos abrazamos con una alegría difícil de describir.

El Hermano se entiende con los maleteros, y vamos pisando con tiento para no dar un paso en falso, pues la noche es oscura y muy desconocido el terreno que pisamos. Ya están los pus-pus preparados: montamos formando una comitiva del todo oriental y entramos triunfantes en la ciudad de Wuhú, que se esconde de nosotras en una completa oscuridad.
Yo quiero ver algo de Wuhú, pero apenas si veo unas pocas tiendas mal iluminadas en las que parece se venden artículos bien variados. Me llama la atención una hilera de pollos desplumados que, brillantes cual si los hubieran barnizado, cuelgan en forma de cortina desde el techo. Las calles son retorcidas y estrechas, con una losa en el centro, que sirve de acera.

Llegamos al Seng-mou-yen, nuestra casa; ya está abierta la puerta.

NOTA- LA FUNDACIÓN DE LA MISIÓN DE WUHÚ, por la H. Mª Isabel Artadi. "Historia del Instituto"
La primera expedición misionera de Bérriz se dirige a Wuhu.
Wuhu, una ciudad en el centro de China, en la provincia de Anhuei. Centro comercial, con un puerto- importante sobre el río Azul, enlace de comunicaciones entre Shanghai y Hunan. Hasta Wuhu llegaban los barcos franceses que comerciaban con el pueblo chino.
La ciudad, un pueblo viejo chino, grande, polvoriento, de calles estrechas y orillas del río cargadas de negociantes. Sus trescientos mil habitantes en movimiento hacia una única dirección ¡el comercio!...en ese silencio activo que tan bien saben hacer los orientales.
Y no solo el comercio del arroz; toda la riqueza de la provincia de Anhuei afluía a sus diques donde se amontonaban cargamento de té, algodón, cáñamo, seda, plumas, granos, madera...el animadísimo puerto veía partir, todas las mañanas, barcazas con sus remolcadores, repletos de gente. Y en el río Azul, vaporcitos y barcos de vela cobijaban a millares de familias que nacían y vivían en el agua.

En este Wuhu, escogido por las Mercedarias de Bérriz, para estrenarse en su apostolado misionero, se dirigieron las seis monjas que rompiendo las rejas del convento, salieron de él el 19 de Setiembre de 1926: las HH Mª Begoña Dochao, Auxilio de Ma Urizar, Expectación Echániz, Josefina Bilbao,  Encarnación Vicandi y Aurora Chopitea.
Salieron de Bérriz el 19 de Setiembre y llegaron a Wuhu el 5 de Noviembre de ese mismo año de 1926.